La Junta declara Monumento Natural el “Morrón de Villamayor” único volcán de la primera fase eruptiva del Campo de Calatrava

05-oct-2020
La Junta declara Monumento Natural el “Morrón de Villamayor” único volcán de la primera fase eruptiva del Campo de Calatrava
Destaca su composición mineralógica y morfología, con las únicas leucititas olivínicas de la península ibérica y posiblemente de Europa.
El alcalde de Villamayor espera que la declaración ayude a potenciar los valores naturales y turísticos del pueblo.
Se declara Monumento Natural la unidad territorial que forma el Morrón de Villamayor”, con arreglo a la descripción que se realiza en el Anexo 1 de la presente disposición, y una superficie de 164,6743 hectáreas, al objeto de establecer el marco normativo preciso para otorgar una atención preferente a la conservación de los valores "geológicos ecológicos, estéticos, educativos, divulgativos y científicos de la citada zona" dice el Decreto recientemente aprobado y suscrito por el Consejero de Desarrollo Sostenible de la Junta de Comunidades, José Luis Escudero y por el propio presidente regional, Emiliano García Page, que ha sido remitido al alcalde de Villamayor, Juan Antonio Callejas, quien ya expresó recientemente su satisfacción por esta declaración que va a potenciar los atractivos naturales de este pequeño municipio, distante apenas 30 kilómetros de la capital y 10 de Puertollano.

Este Decreto establece que se garantice la conservación del paisaje, gea, flora, fauna, aguas y atmósfera de este espacio natural, así como la dinámica y funcionalidad de sus respectivos ecosistemas, con especial atención al conjunto de manifestaciones volcánicas que constituyen el Morrón de Villamayor y su colada, que se restauren las áreas y recursos naturales que se encuentren degradados por las actividades humanas, se facilite el conocimiento y el uso no consuntivo y sostenible de los valores naturales de este espacio protegido por los ciudadanos, fomentando su sensibilidad y respeto hacia el medio natural y se promueva la investigación aplicada a la conservación de la naturaleza
 
En el singular afloramiento volcánico del Morrón de Villamayor destacan la composición petrológica del afloramiento, las únicas leucititas olivínicas de la península Ibérica y posiblemente únicas en Europa; la singular morfología vulcanológica, ya que el afloramiento representa un intrusivo de tipo domático, no existiendo ninguno similar en Ciudad Real; lo particular del relieve, al destacar 30 m sobre la cota media de la cuerda paleozoica de la sierra donde se emplaza y con una morfología en domo ajena a la de las cumbres aplanadas de las sierras cuarcíticas. Esto hace que sea visible desde amplias zonas de la comarca, a varios kilómetros de distancia; por último y especialmente por su significado en la evolución del vulcanismo de Calatrava, al ser el único volcán de la primera fase eruptiva, que se diferencia del resto tanto por composición mineralógica como por morfología volcánica.
 
Se encuentra situado en el centro de la comarca natural del Campo de Calatrava. Destaca su relieve sobre la línea de cumbres de la sierra paleozoica; está situado a 3,5 Km al norte del municipio de Villamayor de Calatrava, dentro del término municipal del mismo nombre en el pequeño valle del arroyo del Alibejo.

 
Coladas de lava

El centro volcánico principal está constituido por rocas esencialmente masivas, aunque a veces son escoriáceas, y cuyo punto culminante es el "morrón", un gran domo-intrusivo de 30 metros de altura, alcanzando una cota de 773 m., del que surgieron coladas de lava que descienden hacia el arroyo en sentido sur. El sector sur lo componen unos pequeños intrusivos casi en lo alto de la sierra, en los que no se aprecia bien si surgieron coladas hacia el arroyo. Los pequeños intrusivos del sector sur (en la parte alta de la ladera sur del arroyo) dan un pequeño escarpe, aunque no tan llamativo como el morrón principal. Todas sus paredes son escarpadas y su forma en planta es circular. De él surgió una colada lávica que descendió por las laderas cuarcíticas, que alcanzó una longitud de 750 m. hasta el fondo del arroyo. Probablemente quedó frenada por la ladera contraria del arroyo, remansándose en el fondo del pequeño valle y generando un apilamiento lávico amplio y de techo subhorizontal, con una potencia de 7 u 8 m. Este escarpe frontal es el que se aprovechó para la explotación minera. Posteriormente, la erosión debió volver a abrir el valle haciendo retroceder el escarpe lávico hasta su posición actual.
 
Por la posición geográfica que ocupa (en lo alto de la cuerda de la sierra cuarcítica) y la altura de unos 30 m del domo-intrusivo principal, es un relieve destacado que se aprecia paisajísticamente desde lejos. Es uno de los pocos centros de emisión con estas características paisajísticas en toda la provincia.
 
Su estado de conservación natural es relativamente bueno, aunque la explotación tradicional del frente de su colada desde las primeras décadas del siglo es la acción más perjudicial y amenazadora para su conservación futura.  
 

Águilas, buitres y encinas

Al interés geomorfológico, paisajístico, científico y didáctico del Morrón se suman, valores naturales de vegetación y fauna. Así, las laderas sustentan formaciones bien conservadas de encinar (Pyro bourgaeanae-Quercetum rotundifohae), coscojar-enebral (Hyacinthoido hispanicae-Quercetum cocciferae),  y jarales (Genisto hirsutae-Cistetum ladaniferi); sobre las crestas de las sierras se desarrollan formaciones de vegetación casmofitica silicícola (Asociaciones Jasiono marianae-Dianthetum lusitani y Asplenio billotii-Cheilanthetum hispanicae); en cuanto a los valores faunísticos, destaca la existencia del águila real (Aguda chrysaetos), con una pareja nidificante. Por último, se localiza en zona de importancia para el buitre negro y águila imperial.
 
Como recurso cultural que hay que destacar los restos de edificaciones mineras utilizadas históricamente para la explotación de los materiales volcánicos de la colada del Morrón. Desde las primeras décadas del siglo pasado se abrió una cantera para la fabricación de adoquines, algunos de ellos aun visibles ante el Paseo del Prado, en Madrid, que se sacaban por la estación de Caracuel. Mucha gente del municipio de Villamayor de Calatrava ha trabajado en esta cantera.  
 
Sobre los usos de este nuevo espacio protegido, el Decreto de la Junta considera permitidos aquéllos de carácter tradicional que no son lesivos a los ecosistemas ni a los recursos naturales prioritarios y que resultan compatibles con las figuras legales de protección a aplicar. Dentro de los usos permitidos, algunos tienen carácter libre y otros ya se encuentran regulados por la legislación sectorial, debiendo los órganos administrativos competentes tener en cuenta en sus actuaciones las prescripciones derivadas del presente Decreto.


Galería de imágenes
El Morrón de Villamayor es visible con sus 773 m de altura desde buena parte del Campo de Calatrava
saluda del alcalde
Juan Antonio Callejas Cano.
Alcalde de Villamayor de Calatrava.
Saluda del Alcalde

Hemeroteca de Villamayor de Calatrava


alojamientos turí­sticos

Fiestas de Mayo. Villamayor de Calatrava

Turismo activo en Villamayor de Calatrava

Normas Urbaní­sticas de Villamayor de Calatrava

Documentos y Solicitudes

Inventario de caminos públicos

Perfil del contratante en Villamayor de Calatrava

Punto de Información Catastral en Villamayor de Calatrava

Sede electrónica de Villamayor de Calatrava

Turismo activo en Villamayor de Calatrava